Identidad visual para mi empresa relacionada con el mundo del deporte

linea-cesped

Necesito una buena identidad visual para que mi empresa destaque, y sea fácilmente reconocible.

Si has pensado lo anterior, has llegado al sitio correcto.

Dime, de la forma más detallada posible, la identidad visual que quieres, y si no puedes describirla envíame imágenes de lo que te gusta y de lo que no te gusta, y acordaremos una reunión para darte un presupuesto.

Una vez aceptado el presupuesto y previo pago del 30% del mismo, empezaremos a trabajar.

Para que no se quede ningún cabo suelto, todo el encargo de diseño, se recogerá en un contrato.

Tanto si sabes qué tipo de identidad visual quieres como si no, siempre hay que empezar por rellenar un briefing.

¿Qué es un briefing?

Un briefing es un cuestionario dónde se recoge todo lo relacionado con tu marca, su público objetivo y la competencia para llegar a la identidad visual que necesita tu marca. El briefing tiene que ser cumplimentado por el cliente, pero si necesitas ayuda, lo podemos rellenar los dos juntos.

Después del briefing hay que hacer moodboard.

¿Qué es un moodboard?

Un moodboard o tablero de inspiración, básicamente es un tablero repleto de fotografías que transmiten una misma idea o un mismo estilo.

Esto último se hace conjuntamente entre cliente y diseñador, para saber qué modalidad de identidad visual te gusta más, o va mejor para tu empresa.

Estudio de la competencia

Una vez que tengo el briefing y el encargo de diseño recogido en el contrato, empezaré a hacer el estudio de la competencia. El estudio de la competencia se hace para ver qué estilo de identidad visual usa la competencia y, si se puede y no queda estridente, diseñar algo distinto, y así poder destacar entre todas las marcas.

Este estudio también me sirve de guía, para saber si puedo hacer una identidad visual distinta o me tengo que ceñir al estilo del sector.

Entrega de bocetos de identidad visual

Terminado el estudio de la competencia entra en acción la creatividad, la experiencia y la especialización del diseñador. Haré los bocetos durante un plazo de 2 semanas. La creatividad necesita su tiempo.

Estos bocetos te los enviaré todos juntos en un archivo tipo powerpoint. Dónde te explicaré el proceso creativo que he llevado a cabo en los bocetos que te he presentado. En esta entrega, o como mucho a los 3 días, se pagará un 20% del total presupuestado.

Tú o tu equipo de gestión tendréis que decidir

El siguiente paso es que tú como cliente, elijas el boceto que más te guste. Y si no, pues propones los cambios o mejoras que veas conveniente. También puede ser que te guste más una parte del boceto 1, y otra parte del boceto 2, esto es cuestión de analizarlo, no siempre quedan bien las mezclas.

Una vez sugerido los cambios pertinentes, haré otra presentación con las mejoras introducidas, el plazo para la revisión será de una semana más.

Se puede repetir este proceso de revisión una vez más, si todavía hay cambios que incluir. Si llegado el momento que ya se ha realizado la segunda revisión, y no se llega al diseño final, y el cliente cree que se puede conseguir el diseño deseado, se podrá seguir con nuevas revisiones, con un aumento del presupuesto.

Esto último, de terceras revisiones, nunca me ha pasado, pero lo tengo que decir, porque no puedo estar indefinidamente haciendo revisiones.

Entrega de los archivos finales

Cuando te decides por el diseño final de la identidad visual, te haré la entrega de los archivos finales, previo pago del 50% restante del precio. En este punto no puedo ser flexible, si no hay pago, no hay archivos finales. Tendréis el estudio del sector y la competencia, los bocetos previos diseñados, pero los archivos finales no se entregaran hasta que se haga efectivo el último pago.

¿Me quieres contar o enviar en imágenes lo que necesitas?

Esquema de comunicación, pagos y plazos entre cliente y diseñador.