Los 6 elementos imprescindibles de un cartel anunciador 📣 de un evento

Los 6 elementos imprescindibles de un cartel anunciador 📣 de un evento

Si falta cualquiera de estos 6 elementos imprescindibles, el cartel queda invisible y mudo. Es como cualquier pared en medio de la calle.

¿Qué es un cartel anunciador?. Un cartel anunciador, no es más que una herramienta de marketing, con la finalidad de que los espectadores del cartel queden informados para hacer una acción determinada.

Cualquier cartel que quiera anunciar un evento, debería tener estos 6 elementos imprescindibles. El cartel anunciador no tiene que ser ninguna obra de arte, tan sólo debe tener la información del evento de una forma directa, clara y concisa, para que llegue al máximo número de espectadores y lectores.

Porque no es lo mismo un espectador del cartel, el que sólo lo mira y lee el título, al lector del cartel, que además de mirarlo lo lee detenidamente, porque está interesado en lo que dice.

Los elementos imprescindibles de un cartel anunciador son los siguientes:

  1. Título
  2. Lugar
  3. Fecha y hora
  4. Imagen reclamo o principal
  5. Organizadores y patrocinadores
  6. Información de contacto

A un cartel que le falte uno de estos elementos, es como si estuviera cojo, como si alguien hablara comiéndose algunas palabras y el mensaje quedara indescifrable.

Tan sólo en un cartel que sea tipográfico, es decir que sólo tuviera palabras, se podría decir que le falte la imagen reclamo o principal, pero no es así. En realidad lo que hace el cartel tipográfico es fusionar la imagen reclamo con el título, de manera que el título además de su función, hace la de imagen reclamo o principal.

Vayamos por partes:

1.Título (el más imprescindible de todos)

El título del cartel lo da el cliente, por ejemplo si es «III Triatlón Mar de Alborán» y las dos ediciones anteriores han tenido el mismo título, lo más normal es que se siga con la misma tendencia.

Pero si es la primera vez que se realiza el evento, por ejemplo «Torneo de fútbol 7 de Málaga», podría ayudarse a redefinir mejor el título, porque decir «de Málaga» queda un poco confuso, no se sabe si Málaga se refiere a la provincia, a la ciudad o al equipo de fútbol.

Si se refiere a la ciudad sería mejor poner «Torneo de fútbol 7 Ciudad de Málaga». Si es a la provincia, «Torneo provincial de fútbol 7 de Málaga», y si es al equipo de fútbol «Torneo de fútbol 7 Málaga CF».

Parece algo obvio, pero muchas veces no se tiene en cuenta, porque se cree que con ponerlo en las bases del torneo, o fijándonos en quién patrocina el torneo, ya se da por sabido.

Unas de las cosas que tiene que quedar muy clara es el título del cartel, y no solamente por sus palabras, sino por su tipografía.

El título debe usar una tipografía legible y clara incluso de lejos. Debemos tener en cuenta los múltiples tamaños en los que se puede reproducir el cartel, tanto de forma impresa como digital. El tamaño de letra mínimo que deberíamos usar para que el cartel quede legible a medio metro sería de 26-30 pt.

Dentro del cartel el título debe queda en un lugar privilegiado y destacado, para que resalte de entre todos los elementos y debe ocupar gran parte del cartel. No hay ninguna regla establecida pero como mínimo debería ocupar una cuarta parte de la superficie del cartel.

2. Lugar del evento

En un cartel como mucho se debe utilizar un par de tipografías, utilizada en sus diferentes variantes de negritas. Si por el contrario utilizamos más tipos de fuentes, el cartel resulta más cargado y por lo tanto más difícil su lectura, y eso es lo que debemos evitar.

El lugar de celebración del evento lo pondría con la misma tipografía del título, pero con un tamaño más pequeño.

3. Fecha y hora del evento

¿Por qué es importante la hora de comienzo del evento? No es lo mismo un torneo matutino que vespertino, y nada que ver con un torneo nocturno. Por eso la hora debería de ir siempre con la fecha, a no ser que el evento abarque varios días y el planteamiento de los participantes sea diferente, pero aún así siempre es mejor poner la hora de comienzo.

Normalmente la fecha va en un sitio más destacado que el lugar y la hora del evento, que suelen ir juntas, por ejemplo «A las 10.00 horas en el Estadio de fútbol La Rosaleda».

4. Imagen reclamo o principal (el elemento más artístico)

La imagen principal o reclamo, junto con el título, es lo que ocupa la mayor parte del cartel.

Si se utiliza como imagen principal una fotografía, lo más normal es que ocupe todo el cartel, y dentro de la fotografía se ponga todos los demás elementos.

Todo depende de como sea la fotografía, si hay espacio para poner el título sin tapar lo más importante de la imagen reclamo, o si por el contrario tenemos que entrelazar o mezclar el título con la fotografía para que se pueda leer claramente todos los elementos del cartel, y con un orden lógico para que pueda ser entendido por todos los espectadores.

Los carteles más habituales son los que se recorta una figura de una fotografía para ponerla como imagen principal. Esta imagen recortada se puede quedar como está, o se puede transformar para que quede forma más artística y llamativa.

Hay infinidad de métodos para transformar la imagen recortada, como ponerla en blanco y negro dejando algún elemento en color, se puede posterizar en unos pocos colores, se puede utilizar algún filtro fotográfico para realzar contrastes, se puede mezclar con otra figura recortada y formar una imagen más subrealista, etc…, esto puede ser el tema de otro post.

En este elemento es donde entra en juego la habilidad artística, la especialización en el sector, y experiencia del diseñador, junto con las indicaciones del cliente, para llegar a la imagen que requiera el evento.

Una imagen vale más que mil palabras, y una imagen simple vale mucho más que una imagen compleja. Como el cartel es una herramienta de marketing para informar al posible participante/espectador, lo mejor es dejarla lo más clara y directa posible, para que llegue al máximo números de espectadores y lectores.

5. Organizadores y patrocinadores (logotipo si o no)

Los organizadores y patrocinadores van normalmente al pie del cartel, ordenados de mayor a menor importancia, los organizadores por un lado y los patrocinadores por otro.

El orden en los organizadores de un cartel de un evento deportivo sería el siguiente:

  1. La administración, ya sea ayuntamiento o diputación. Si hay dos o más primero la que abarque mayor región, por ejemplo la diputación provincial, y luego el ayuntamiento.
  2. El club o asociación deportiva. Si hay más de una, primero la de mayor tamaño y así sucesivamente.

El orden en los patrocinadores de un cartel de un evento deportivo sería de la siguiente forma:

  1. El que aporte mayor cuantía de dinero para el evento. Si hay varios con la misma cuantía de dinero, primero iría la empresa de mayor tamaño.
  2. El patrocinador que no aporte dinero, pero colabora con sus medios materiales u organizativos. Y si hay varios, primero el de mayor tamaño.

Otro tema importante es ver si se ponen los logotipos de todos los organizadores y patrocinadores, o sólo los nombres. Y si hay que poner el logo de cada uno de ellos, hay que ver si se pone los logos a una sola tinta, o a todo color.

Hay carteles que al poner todos los logos de organizadores y patrocinadores a todo color, estropean el cartel, y al final parece una página de anunciantes de las antiguas guías telefónicas.

Y es que utilizar una paleta cromática con muchos colores hace que el cartel te harte de observarlo y termines por dejar de leerlo. Por eso utilizar todos los logotipos de los patrocinadores y organizadores a todo color, hace que sea menos llamativo.

6. Información de contacto (teléfono, email, y/o web)

La información de contacto suele ser un teléfono, un correo electrónico o una página web. Para torneos pequeños el teléfono es suficiente, y para uno un poco más grande el correo electrónico sirve de gran ayuda. Para los torneos grandes, lo mejor es hacer una página web donde se explique todos los pormenores del torneo.

Esta información de contacto debe quedar al final de la lectura del cartel, y siempre antes de los logotipos de organizadores y patrocinadores.

Reparto del espacio entre todos los elementos imprescindibles de un cartel de un evento deportivo

A modo de conclusión he de decir, que estos elementos imprescindibles de un cartel no pueden estar amontonados unos con otros, ni siquiera encajonados como si se tratara de un puzzle.

Estos elementos necesitan sus márgenes unos con otros, lo que se llama en diseño que necesitan espacio para que el diseño respire, y además facilite su lectura.

Si queremos crear una sensación de agobio al leer el cartel, lo que tenemos que hacer es poner todos los elementos apeñuscados y sin dejar espacio entre ellos. Si no queremos agobiar a los espectadores y lectores del cartel, debemos dejar que el diseño respire y haya una transición de unos elementos a otros de manera que siga un orden natural de lectura. Porque si no es así, al final nadie lee el cartel.

Y además de estar los elementos imprescindibles, y con sus espacios correspondientes entre unos y otros, hay que ponerlo todo de forma lógica y clara para el lector. Dicho de forma poética, hay que poner todos los elementos de tal manera que invite al lector a detenerse y leerlo tranquilamente y sin agobio.

Si te ha gustado «los 6 elementos imprescindibles de un cartel anunciador de un evento» comparte, si quieres indicar algo comenta, y si quieres un cartel contacta conmigo.

Deja un comentario